Biología y Salud

Tratado multidisciplinar sobre la actividad cerebral, los procesos mentales superiores y nuestro comportamiento

Novedad

Modelo bidireccional y triestratificado

Autor: Profesor G. Gómez-Jarabo
Director de biopsicologia.net

Logo del ministerio de ciencia Este proyecto ha sido subvencionado parcialmente por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, Programa de Fomento de la Investigación Técnica del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica.

Present State Examination (PSE)


El PSE es el antecesor de las entrevistas estructuradas de diagnóstico. Se desarrolló hace unos 30 años por un grupo de Inglaterra encabezado por J. Wing, y se ha utilizado en estudios internacionales y transculturales.

Presentado en muchas ediciones, la última es la PSE-10. Una versión reciente consta de 140 ítems principales, incluido un segmento sobre el estado mental. Consiste en un protocolo de entrevista estructurada que se centra en síntomas ocurridos durante las últimas cuatro semanas. Con formato flexible ofrece seis amplias categorías descriptivas.

En el programa se incluyen preguntas específicas a modo de sondeo de cada síntoma, haciéndose un máximo esfuerzo para estandarizar la entrevista. La mayoría de síntomas se puntúan en calidad de ausentes o presentes en grado "grave" o "moderado".

Una puntuación total del PSE se basa en la suma de puntuaciones de los síndromes, con subpuntuaciones para:

  Síndromes de delirios y alucinaciones.

  Síndromes conductuales y del habla.

  Síndromes neuróticos específicos e inespecíficos.

Los diagnósticos se realizan con un programa de ordenador denominado CATEGO (Wing, 1974). Los diagnósticos sindrómicos realizados mediante este programa se han relacionado con las categorías correspondientes más próximas de la CIE-9 y del DSM-III.

S.C.I.D. (ENTREVISTA CLINICA ESTRUCTURADA PARA EL DSM-III-R)


La entrevista clínica estructurada para el PSN-III-R (Clinical Interview for DSM-III-R) (SCID) es un protocolo de entrevista diseñado por Spitzer et al (1987) con el fin de capacitar a los profesionales para reunir la información apropiada que permita llegar a diagnósticos en los ejes I y II, basándose en el DSM-III-R.

Sigue un modelo de entrevista diagnóstica clínica. Empieza con un repaso de la enfermedad actual y los episodios de psicopatología anterior y prosigue con preguntas sobre síntomas específicos que se inician con un examen para incluir o descartar trastornos específicos.

La SCID se puede usar de forma modular de tal forma que el investigador pueda seleccionar para un estudio concreto únicamente los módulos de diagnóstico relevantes en una muestra particular de sujetos.

Se han elaborado diversas versiones para los trastornos en el eje I (SCID-I):

  SCID-P para pacientes psiquiátricos.

  SCID-OP para pacientes psiquiátricos externos.

  SCID-NP para individuos de la comunidad, parientes, pacientes de atención primaria y otras personas no identificadas como pacientes psiquiátricos.

La SCID-II sirve para el diagnóstico de los trastornos de personalidad. Se usa con un cuestionario autoadministrado que el sujeto debe completar antes de la entrevista. El clínico se centra en las respuestas positivas del cuestionario al revisar los síntomas de trastorno de personalidad.

Composite International Diagnostic Interview (CIDI)


El Composite International Diagnostic Interview (CIDI) es una entrevista diagnóstica totalmente estructurada creada dentro de un programa de cooperación entre la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alcohol Drug Abuse and Mental Health Administration (Robins et al, 1983). Es una revisión y extensión del DIS, elaborada para su utilización internacional, siendo probablemente la entrevista estructurada más ampliamente utilizada en la actualidad.

La entrevista se estructura en módulos y abarca los trastornos somatomorfos, de ansiedad, depresivos, psicóticos, de la conducta alimentaria, alteraciones cognitivas, por abuso de sustancias y manía.

Los diagnósticos se realizaban mediante un algoritmo informático a partir de los criterios de Feighner, el RDC y el DSM-III. En 1992 el centro de Sidney desarrolló la versión informatizada del CIDI, denominada CIDI-Auto, que permite obtener diagnósticos CIE-10 y DSM-III-R, así como archivos de resultados conteniendo todas las respuestas.

Sus características principales son:

1.  Permitir diagnósticos principales a través de la recogida de datos con el fin de investigar.

2.  Proporcionar una herramienta de aprendizaje para los clínicos, sobre la indagación de los síntomas presentes y la organización de los criterios operativos de la CIE y DSM.

3.  Dar un soporte clínico.

Estos instrumentos están plenamente estructurados con el fin de minimizar el grado de juicio decisorio requerido para administrarlos. Aunque han sido utilizados en algún estudio por investigadores clínicos, no hacen uso de la habilidad de un profesional experimentado, algo que muchos consideran esencial para asegurar la validez de los exámenes diagnósticos.

CLINICAL INTERVIEW SCHEDULE (CIS)


Diseñada por Goldberg y cols. en 1970, el CIS es una entrevista semiestructurada de carácter general que exige su administración por parte de un entrevistador cualificado.

En la entrevista se recoge información psicopatológica detallada referida a lo acontecido en las últimas semanas sobre una lista de síntomas concretos puntuados según escalas tipo Likert. Esta primera parte se denomina trastornos subjetivos (reported symptoms) y constituye la sección I del instrumento.

En la sección II el entrevistador toma una parte mucho más activa. Esta parte se denomina trastornos objetivos (manifest abnormalities) y en ella el entrevistador evalúa, según impresión clínica, elementos psicopatológicos.

Esta entrevista ha sido utilizada en estudios epidemiológicos y en el estudio de evaluación de psicopatología concomitante en pacientes con patologías médicas. Asimismo el CIS ha sido empleado previamente para la evaluación psiquiátrica en población laboral.

La relación entre las diferentes variables del estudio se ha realizado mediante pruebas estadísticas no paramétricas. Para comprobar la asociación entre las variables del estudio y la presencia de un diagnóstico psiquiátrico («caso», «no caso») se ha realizado un análisis de regresión logística y cálculo de las odds ratio.

Para el tratamiento de las variables del estudio, éstas se agruparon en cuatro familias: variables sociodemográficas (edad, estado civil, número de hijos, estudios realizados), variables laborales (profesión, antigüedad, categoría), variables relacionadas con la enfermedad (diagnóstico médico, días de ILT, procesos ILT) y variables psiquiátricas (puntuación GHQ total y por escalas, puntuación en el CIS total y por sección, criterios de «caso»). Se consideró como variable dependiente la presencia de «caso» psiquiátrico.

Escribir un comentario

Su comentario puede tardar más de una hora en aparecer. Para reducir la carga a este sitio Web, los comentarios están almacenados en disco duro y tarda tiempo en regenerarse con contenido nuevo.


Código de seguridad
Refescar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto